Ya lo vimos aquí hace un par de meses. Jaguar se tiraba el pisto dejando ver unas imágenes de un Jaguar XE brutalizado, aún con la carrocería luciendo el espectacular camuflaje que usan los fabricantes actualmente y anunciando cifras de órdago.

Porque en el fondo es eso, un órdago de Jaguar dejando claro que puede poner a quien se le antoje contra las cuerdas, apuntando ahora a los tres ‘grandes’ alemanes con un coche que en sus variantes normales, entra totalmente por los ojos, siendo un digno rival del Alfa Romeo Giulia. Modelo que además también se ve un tanto acorralado por la creación de Jaguar SVO, la división de ediciones especiales de la marca británica.

No el balde, la nueva criatura adornada con el famoso felino declara 600 CV y 700 Nm. procedentes de un V8 5.0 con compresor, pasando por encima del V6 biturbo de 2.0 del Alfa Romeo Giulia (y por encima de los V8 alemanes en la categoría). Además, si el XE normal ya es un coche atractivo, el SV Project 8 resulta super racing, con un ensanche de las vías traseras que aumenta en 55 milímetros (para poder acoger las gomas traseras de 305 mm) y unos elementos aerodinámicos que no pasan desapercibidos.

Jaguar XE SV Project 8

Es el Jaguar de producción más potente hasta la fecha y según la marca, el más enfocado a circular en pista cerrada de cuantos ha fabricado hasta el momento. Declaraciones muy elocuentes, pero que contrasta con ediciones como los Jaguar D-Type de mediados de los 50 por ejemplo. Ese coche era un modelo de carreras, adaptado mínimamente a circular por vías públicas…

Pero dejemos eso y vamos al brutal Jaguar XE SV Project 8, que sigue siendo un vehículo extremo por configuración, aunque seguramente, menos ‘sufrido’ que aquel Jaguar D-Type. Mucho menos por la tecnología actual que asiste la mayoría de sistemas como la dirección o los frenos, y porque las comodidades de hoy eran inexistentes en aquel entonces. Por ejemplo, monta unos espectaculares asientos ‘bucket’ con estructura de fibra de carbono. Pero están finamente tapizados en piel de alta calidad y rodeados de un salpicadero, puertas, techo así como todos los elementos que conforman el habitáculo, diseñados y fabricados para ofrecer una atmósfera de lujo y deportividad .

Jaguar fabricará 300 unidades, todas ellas fabricadas a mano y se podrá elegir entre dos variantes, que afectan principalmente a ese habitáculo del que hablamos. Por un lado, estará la versión de cuatro plazas, la que podríamos definir como la ‘estándar’. Por el otro, la marca ofrece el llamado ‘Track Pack’, que elimina la banqueta trasera y pone en su lugar una semi jaula ahorrando 12,2 kilos. Que nadie dude que será la versión menos común, aunque se podrá personalizar al extremo con el programa Bespoke de ‘Special Vehicle Operation’ (SVO) que da acceso a más de 10.000 colores para la carrocería, tonos en contraste para ciertos elementos como los frenos o los espejos laterales, detalles para el habitáculo…

Jaguar SVO

Toda la puesta a punto se ha llevado a cabo en Nürburgring, la actual meca del automovilismo mundial y donde todos aquellos que quieran entrar en el olimpo de los deportivos, deben rodar. Puesta a punto por cierto que ha llevado a montar dobles triángulos para el eje delantero y un sistema multibrazo atrás (Integral Link) con casquillos cerámicos y unos frenos de ‘composite’ que llegan a 400 milímetros de diámetro en el eje delantero con una pinza de seis pistones.

El Jaguar XE SV Project 8 explota al máximo el pasado racing de la marca, siendo capaz de acelerar de 0 a 100 en 3,3 segundos, alcanzando los 322 km/h. Aunque seguramente no llegues a verlo nunca, pues la mayoría pasará sus días cogiendo polvo en un almacén…

Javi Martín

 


Fotos del Jaguar XE SV Project 8