Hoy en día, un coche deportivo con 150 CV es lo más normal del mundo. De hecho, los coches con 150 CV son tan comunes que no se consideran ni deportivos. Ahí está por ejemplo el nuevo Opel Insignia GSi con un motor turbo de 260 CV. O los pequeños urbanos, que se desparraman con potencias de hasta 231 CV como el MINI John Cooper Works. Cifras reservadas hace unos años a modelos como los SEAT León Cupra R o Volkswagen Golf GTi.

Por eso hay modelos que no reciben la atención que merecen, pues tener 150 CV, según la categoría, puede ser una bomba. Hablamos de coches como el Opel Corsa S, una nueva versión del urbano alemán que todavía no tiene fecha de llegada a España, pero que resulta una variante super interesante por prestaciones, equipamiento y precio. Si, el Corsa tiene como tope el brutal OPC con 207 CV, pero se trata de una versión ‘súper deportiva’. El tope de gama del modelo, lo máximo dentro del catálogo del Opel Corsa.

Estamos tratando un modelo que no es espectacularmente rápido, eso hay que tenerlo claro, pero resulta mucho más equilibrado para cualquier conductor que las versiones más cañeras del segmento. No obstante, llama la atención como hace unos años lo más racing del segmento B como los Renault Clio Williams o el SEAT Ibiza Cupra, rondaban justamente estos 150 CV, resultado ahora opciones más coherentes y equilibradas que los ‘top’.

Opel Corsa S

La mecánica se toma prestada del Opel ADAM S, siendo un 1.4 Turbo ECOTEC de 150 CV que le permiten alcanzar los 207 km/h y acelerar de 0 a 100 en 8,7 segundos. Como se ha dicho, no es un coche de prestaciones espectaculares, pero más que suficientes para todos aquellos que busquen un pequeño ‘juguete’ con el que hacer vida diaria de manera cómoda pero pudiendo divertirse de vez en cuando. Algo complicado de conseguir con las versiones más potentes, siempre más duras en cuanto a configuración y algo más caras de mantener.

El nuevo Opel Corsa S es un modelo que además, también luce deportivo, aunque sin ser recargado ni hortera, como ocurre en ciertos casos. El kit de carrocería es muy discreto, al igual que el tratamiento interior, aunque puede lucir unos geniales asientos Recaro siempre que se esté dispuesto a desembolsar 1.350 euros por ellos. ¿Excesivos? Siempre desde el punto desde el que se mire, pero llamativos son un rato y seguro que hacen las delicias de los más conductores más racing.

De todas formas, esta nueva variante del Corsa no es un coche ‘by PSA’, sino un modelo ya programado anteriormente. Para ver el efecto que surja de la adaptación de Opel al conglomerado francés todavía falta tiempo y seguramente, no tendremos nada hasta la próxima generación del pequeño urbano alemán. También podría haber recibido las siglas GSi como ha ocurrido con el Opel Insignia GSi, pero parece que por el momento, esas famosas siglas están reservadas para el sedán.

Otra de las cosas a destacar del nuevo Opel Corsa S es que apenas tendrá rivales en el mercado, siendo un escalón del segmento poco poblado y donde el SEAT Ibiza FR será el máximo rival. Esperemos que los fabricantes recuperen este nivel de potencia para los modelos del segmento B, como ya ocurrió por ejemplo con el Peugeot 207, e incluso con el actual 208 THP de 155 CV.

Javi Martín


Fotos del Opel Corsa S