Nuevo Mazda3

Mazda es un fabricante que va un poco a contracorriente, tanto por filosofía como por la idea que tienen de un automóvil. Es cierto que es una empresa pequeña comparada con rivales como el Grupo Volkswagen o con sus propios compatriotas nipones. Pero siempre se ha desmarcado con productos con una personalidad un poco más marcada, a excepción de la época bajo la colaboración con Ford, que perdió algo de ‘esencia’ al compartir con esta muchas cosas.

Ahora, Mazda busca regresar un poco a los orígenes, a recuperar aquella imagen ‘exótica’ que ofrecían sus coches con sólo verlos. Y lo hace adoptando el diseño de dos concept car, el Mazda Kai y el Vision Coupe (para el cuatro puertas), para dar forma a la cuarta generación de su compacto, el Mazda3. Aunque en lugar de decir que adopta, deberíamos decir que adapta, pues aunque es obvio que se han suavizado rasgos para su paso a producción (cuestión de costes y homologaciones), el nuevo Mazda3 es casi calcado al prototipo presentado a comienzos de 2018.

Nuevo Mazda3

Y no es para menos ya que este nuevo modelo, esta renovación del que será el coche más vendido de la marca japonesa, abre una nueva era en la compañía. Así mismo lo han dicho ellos y así mismo se ve desde fuera. Una nueva era pero con los valores de los que siempre ha presumido la firma japonesa y esos son el placer de conducción y una apuesta clara por el motor de gasolina. Este último detalle llama la atención en un mercado donde todos los fabricantes, o casi todos, apuestan por la electrificación de sus modelos en mayor o menor medida, para cumplir con las normativas de emisiones. Unas reglas cada día más complicadas de cumplir.

No obstante, desde Mazda afirman que el motor de combustión interna tiene mucho recorrido por delante y para demostrarlo, el nuevo Mazda3 estrena una nueva generación de motor Skyactiv, en concreto, el Skyactiv-X. Un propulsor con el que aseguran, se ha reducido el consumo en un 20% en condiciones de uso real, incluso se puede llegar al 30% en algunas ocasiones. Y lo consigue por un método que ya se usa actualmente, pero no precisamente en los motores de gasolina: encendido por compresión. Esto es, básicamente, que no tiene bujías y el encendido de la mezcla se realiza mediante compresión como en los motores diésel. Una innovación que muchos otros han estado probando y que requiere de una pequeña aclaración: el motor si tiene bujías, funciona con encendido por compresión con mezcla pobre homogénea a poca carga (poca demanda de acelerador) y con encendido por bujía y mezcla estequiométrica o casi, a mucha carga (alta demanda del acelerador).

Nuevo Mazda3 Nuevo Mazda3

Por otro lado, Mazda es un fabricante que nunca se pasó al downsizing como sí hicieron otros muchos y sus motores cuenta con más cilindrada de la media, aunque una bastante normal antes de que llegara esta moda de ‘encoger’ los motores e incorporar un turbo. Además, tampoco se deja llevar por la electrificación e incorpora en el nuevo Mazda3 un sistema eléctrico ‘micro híbrido’ de 24 voltios en lugar de 48 como todos los rivales. Eso de la ‘micro hibridación’ es, básicamente, un sistema que recupera energía en deceleraciones, la almacena y la empresa para diversas labores como una mínima ayuda al motor de combustión al acelerar.

Los motores de este nuevo y llamativo Mazda3 serán dos de gasolina y uno diésel. En gasolina estarán el 1.5 Skyactiv-G y el 2.0 Skyactiv-G. El nuevo motor de encendido por compresión, del que hay pocos detalles, llegará más adelante a la gama. El diésel es el 1.8 Skyactiv-D. Todos pueden llevar cambio manual y cambio automático, mientras que los motores de gasolina tomarán prestado el sistema micro híbrido del Skyactiv-X. También estará disponible el sistema de tracción total i-Activ que nunca ha estado disponible en España y es posible que siga sin llegar.

Nuevo Mazda3 Nuevo Mazda3

Otro tipo de cosas que no se ven, pero son novedad en este modelo, es la denominada Skyactiv Vehicle Architecture, una serie de estructuras que buscan aumentar la rigidez general del vehículo, reducir vibraciones, niveles sonoros y afectar a otra serie de apartados que influyen en la conducción y en el confort.

El habitáculo cuenta con líneas muy limpias, sencillas, casi espartano. Sin embargo resulta moderno, agradable a la vista y práctico, aunque recurre a soluciones ya vistas en otros coches del mercado como la pantalla colocada en lo alto del salpicadero como si hubiera sido colocada a posteriori. Mada afirma haber cuidado tanto la ergonomía como la posición de conducción. Esconde un sistema que usa cámaras de infrarrojos y LED para ‘observar’ al conductor y avisar, mediante sonido, si detecta que la situación es peligrosa.

Nuevo Mazda3

Sin embargo, aunque Mazda dice apostar por el disfrute de la conducción mientras otros fabricantes miran hacia otros apartados, el nuevo Mazda3 no tendrá versión deportiva MPS. Así lo ha confirmado el presidente y CEO de la marca, Akira Marumoto, en una entrevista con un medio australiano.

«Mazda es una empresa pequeña, y si me preguntas sobre si ese segmento es una máxima prioridad para Mazda, mi respuesta es no. Así pues, no tenemos planeado un futuro MPS»

El principal objetivo de Mazda es colocar a la altura de los fabricantes premium europeos, ofreciendo coches de calidad, con una conducción refinada y una gama muy equipada. Pero no ofrecer una versión de altas prestaciones, que pueda luchar con los ‘más grandes’ como el Ford Focus RS, el Audi S3 o incluso un SEAT León Cupra, parece una contradicción a su intento de posicionamiento premium. No se puede pretender luchar en lo más alto del segmento con motores de potencia contenida…

Javi Martín


Fotos del nuevo Mazda3