Recibe ofertas ¿Quieres recibir ofertas? Suscribirse
Garantía premium garantizada
Crear alerta

Mostrando 2 de 2 coches Descapotables de ocasión en Madrid

Marca y modelo KMs Año Comb Cambio Precio
Peugeot 207 CC 1.6HDI FAP 112 CV

10.700 € 9.900 €

203 €/mes

Plan Pive

Oferta: -800 €

7/2010

114.000 Km

Diesel

Manual

MINI Cooper Cabrio 1.6i 116 CV

11.800 € 10.300 €

200 €/mes

Plan Pive

Oferta: -1.500 €

1/2007

100.000 Km

Gasolina

Manual

¿Por qué un descapotable?

Los coches descapotables siempre han sido los más deseados. Son vehículos especiales, considerados todo un símbolo de estatus, de categoría, sin olvidar mencionar su lado lúdico, que siempre suele atraer a todos aquellos quienes gustan de conducir.

Actualmente un descapotable se puede usar todos los días sin ningún tipo de problemas. Están perfectamente aislados con hasta cinco capas de material térmico en el caso de los descapotables con techo de lona. Poseen sistemas de climatización mucho más potentes que los equipados por coches convencionales.

Todos los coches descapotables tienen un equipamiento específico y unos motores y configuración general también específica, que en la mayoría de los modelos potencian la deportividad del vehículo.

Actualmente existen todo tipo de descapotables: con dos o cuatro plazas, deportivos, cómodos y lujosos, pequeños y fáciles de conducir, extremadamente potentes y rápidos, incluso existen todoterrenos descapotables, por si te gustan las escapadas fuera de la carretera y los descapotables.

Los coches descapotables, un mundo de sensaciones

Tradicionalmente un coche descapotable ha tenido el techo fabricado de material flexible, con plástico, vinilo o una materia textil como lona o tela especiales para la ocasión. Estos últimos permiten un menor peso del conjunto, son más baratos y son más atractivos que el otro tipo de descapotables. Este tipo de descapotables pueden adquirirse con un sistema automático o manual para quitar o poner la capota.

Mucho más moderno es el llamado coupé cabrio. Un coche descapotable con techo metálico dividido en varias partes que permite su plegado y su posterior guardado en el maletero mediante un sistema automático. Son los que mejor combinan la seguridad y la comodidad de un vehículo convencional con el placer de conducir y las sensaciones de un coche descapotable.