Cuando SEAT comenzó con el desarrollo del Ateca, no se imaginaba ni de lejos el éxito que les esperaba. Es de largo, uno de los modelos de mayor éxito de la marca. Se ponían muchas expectativas en este SUV, iba a ser uno de los pilares de ventas con el Ibiza y el León, pero los ha pasado por encima. Ahora mismo, es uno de los coches más importantes de SEAT e incluso han parecido clubes dedicados al modelos con apenas un año en el mercado.

Esto sólo confirma el peso de los SUV en Europa actualmente. Muchos detestan esta evolución del mercado y otros la adoran, pero al menos, modelos como el SEAT Ateca hacen del segmento algo más ameno. Dentro de su continuista imagen, es un coche atractivo que apuesta por lo deportivo, que en el fondo es lo que la gente quiere. Una imagen potente para un automóvil que casi nunca abandonará el asfalto a pesar de su aspecto de pseudo todoterreno.

Justamente, lo que ofrece el nuevo SEAT Ateca FR. Un coche deportivo con imagen potente y destinado casi totalmente a circular por carretera, pero, si hacemos caso a todos aquellos que podido probarlo, se comporta sobradamente bien fuera del negro y duro asfalto. Y si nos fijamos en el rumbo que muchos fabricantes están tomando, no dudamos que algo de libertad tenga por terrenos menos propicios que la carretera.

SEAT Ateca FR

No obstante, el Ateca FR apuesta por lo último, por el asfalto y se sitúa, hasta la llegada del Ateca Cupra y sus 300 CV, como lo más ‘gordo’ y equipado de la gama. Ya de primeras los motores alcanzan hasta los 190 CV, pasando por los 150 CV. Potencias que están disponibles tanto en diésel como en gasolina, donde las versiones menos potentes serán con seguridad lo más vendidos. Es más, el gasolina de 150 CV, el 1.4 EcoTSi, es uno de los motores más vendidos de toda la gama Ateca.

Los precios del SEAT Ateca FR están dentro de los márgenes del segmento, partiendo de los 31.340 euros para el 1.4 EcoTSi de 150 CV, con un tope de 40.730 euros para el TDi de 190 CV, cambio automático DSG de siete relaciones y tracción total 4Drive. Porque sí, está disponible con cambio DSG, algo totalmente normal y con tracción total, lo que no resulta tan común pues más de la mitad de las ventas SUV dan la espalda a dicho sistema.

Como todos los ‘Fórmula Racing’ de SEAT, la imagen, el acabado y la puesta a punto general son específicos. Incluso tiene opciones enfocadas a crear un modelo más deportivo todavía como el Control de Chasis Adaptativo. También tiene ‘pijadas’ como el Connectivity Box, un sistema que permite cargar el teléfono de forma inalámbrica.

Nos guste o no, el Atece es un coche que SEAT necesita. Los SUV han llegada para quedarse y SEAT ha dado en el clavo mezclando conceptos que se anulan totalmente el uno al otro. El SEAT Ateca FR es el SUV más deportivo aunque sea una contradicción y además, seguirá con la senda de éxito del resto de la gama sin duda alguna.

Javi Martín


Fotos del SEAT Ateca FR